Now Playing Tracks

nhina89:

Ya se sabe. De cien personas que una chica o chico pueden llegar a conocer, solo una se preocupará por ti, te dará buenos consejos cuando los necesites y estará contigo en los momentos buenos y malos. Solo una, de entre cien. Sobre todo si eres popular. 
La fama es una maldición en ese sentido y las personas que la poseen, acabarán siendo infelices. 

-Muñeco encadenado by Sarae.

nhina89:

Seguí frotando con el estropajo roto, intentando recoger mi vergüenza y tragármela para siempre junto con la ira, la tristeza, la humillación y con cada uno de mis sentimientos. Deseé tragármelos todos para no tener que sentir nada. ¡Nada! No quería sentir nada. ¿Por qué dolía tanto sentir? ¿Por qué?

-Muñeco encadenado by Sarae.

Cuando pensaste que aquella puerta, la de tu propia casa, podría darte tanta humillación.a

silencekanndestroy:

-Se acabó, Bill. – dijo él, besándome el pelo, la cabeza, el cuello… – Voy a arreglarte, Muñeco. 

Sollocé y empecé a llorar, porque tanto mi razón como mi corazón estaban de acuerdo en una única cosa. No podía confiar en sus palabras y probablemente, nunca me fiaría de ellas.

-No puedo… snif… no puedo creerte, Tom… no voy a perdonarte…

-Ya lo sé. Por eso tendré que ponerme persuasivo contigo. Muy persuasivo, Muñeco.


Muñeco… la palabra maldita. Mi mente está llena de muñecos rotos. De muñecos a veces felices y otros, demacrados. Mis sueños se limitan a eso y a ti y finalmente, me toca asumirlo ¿no? Pase lo que pase, yo siempre seré un Muñeco. 

Seré un Muñeco roto, un Muñeco abandonado, un Muñeco triste, un Muñeco suicida, un Muñeco sumiso y arrastrado… 

Pero sobretodo, siempre seré un Muñeco Encadenado… siempre encadenado al mismo Amo. Haga lo que haga. Pase lo que pase. Muera quien muera. 
Siempre Encadenado y siempre tuyo.


Hasta que sea Muñeco Muerto.

-Muñeco Encadenado by Sarae-

Slipknot = Snuff (lyrics)

28-11-2010:

-¿Y qué hacías tú en el barco? – miró mi espada y yo la guardé enseguida detrás de mi espalda, sintiendo algo que hizo que se me pusieran las mejillas ardiendo.

-Estaba jugando

-¿Y a qué jugabas? – ahora fui yo quien se encogió de hombros. 

-A explorar. 

-Oh… - el niño agachó la cabeza y miró el suelo, cabizbajo. Entonces, se le pusieron las mejillas rojas y me miró con ojos brillantes. - ¿Puedo jugar yo también? 

Miré la puerta de la habitación del Capitán Garfio, pensando en que tenía que entrar y tirarlo por la borda para que el odio desapareciera… pero el odio ya había desaparecido. 

Miré a Willian. Él apretaba los labios, esperando que le dijera algo, rascándose el estomago con una mano y con la cabeza gacha. Asentí. 

-¡Vale! – sonreí y el también sonrió de oreja a oreja. Le faltaba un diente, igual que a mí. Eso me hizo gracia. 

El odio desapareció por completo cuando empecé a jugar con Willian, pero entonces, apareció otra cosa. Era un sentimiento más fuerte que el odio y mucho peor. 

Era un sentimiento de adultos y solo me pasaba cuando estaba con Willian. 

¡Buagg, un sentimiento de adultos! 

Lo peor era que un día pensé algo feo, feo de verdad. Pensé que quizás ser adulto no era tan malo. Si así conseguía seguir jugando con Willian todas las noches y también, todos los días, quizás no me importaría tanto ser un adulto.

  •  Muñeco Encadenado > Sarae

 

¿Sabes, Bill? En el mundo hay muchos tipos de personas, pero todas ellas se dividen en dos categorías muy simples. Los hipócritas y los sinceros. Los hipócritas son los buenos, los que llegan a lo alto aplastando personas. Los sinceros son los malos, los villanos, porque hacen daño a la gente con su sinceridad y viven abajo. Es mejor mentir y caerle bien a todo el mundo para tener su apoyo irrefutable que ser sincero con cualquier persona y que el mundo te odie por ello.
Muñeco Encadenado By Sarae (via never-left-unsaid)

Es aue todas las personas tienen algo de hipócrita.

Me apuesto doscientos euros a que no eres capaz de entrar ahí, conmigo, sentarte a la mesa y observar como hago el plato más grasiento e insano que pueda existir en Alemania y, sobretodo, me apuesto lo que quieras a que no eres capaz de comértelo entero. - oh, oh, oh… va a aceptar. ¡Por supuesto que iba a aceptar! Lo conocía demasiado como para llegar a otra conclusión. Su orgullo era su orgullo y odiaba que se lo pisotearan y mucho menos, que se lo pisoteara yo… “

(READ MORE)

To Tumblr, Love Pixel Union